La labilidad emocional se manifiesta como  descontrol de las emociones, está acompañada de súbitos cambios de humor, no necesariamente llega a ser considerada como un problema psiquiátrico  en sí, aunque si observamos  con atención los signos y síntomas se constata que se asemejan en gran medida a los mismos signos y síntomas de casos psiquiátricos como el autismo, la esquizofrenia e  incluso se podría decir que  dichos síntomas y signos SON CLARAMENTE PATOGNOMÓNICOS DE LOS CASOS DE DEPRESIÓN O TRASTORNO POR ANSIEDAD GENERALIZADA.

La labilidad emocional SUELE PRODUCIRSE  en  personas aparentemente “sanas”, me refiero a aquellas que nunca fueron diagnosticadas previamente con ninguna psicopatología.

“…Me siento mala, algo me pasa, río y al momento lloro sin saber el motivo, ¿qué me está pasando?”

No puede haber una mente sana , en un cuerpo enfermo, ni puede haber una mente enferma en un cuerpo sano.

La Labilidad emocional es un estado carencial orgánico, tratable.

Publicado: 22 de Diciembre de 2014